jueves, 11 de abril de 2013

Saúl y su oasis de bioconstrucción en el centro de Tudela.

Arquitecta
Directora editorial de mimbrea
Investigadora en Antropología del Diseño


Con el piso de Saúl inauguramos una subsección dentro de las EcoCasas: Abierto por obras. Algunos nos habéis enviado EcoCasas que están en construcción. Como las habitáis aún, no podéis contarnos la experiencia de vivir en una casa sostenible, que es el principal objetivo de las EcoCasas. Pero, ¡podemos aprender de tu experiencia al construirla!. Así que ya sabes, si estás enfrascado en la obra de tu EcoCasa, anímate y comparte tu experiencia con el resto de Ecohabitantes.

Nombre: Saúl López Gordón de EcoTejados
Localización: Un 4º piso en Tudela, Navarra, España
Superficie de la vivienda: 105m2
Años vivida: En construcción


Si tu sueño es vivir en el centro de la ciudad pero te aterra tener vecinos ruidosos, te va encantar el piso de Saúl en Tudela, Navarra.  Lo compró hace unos años con su novia con intención de reformarlo completamente antes de mudarse.

Saúl trabaja en EcoTejados, una empresa de tejados y estructuras de madera, por vocación y convicción, tanta que está aplicando en su propia vivienda lo que luego hace en su empresa. Aquí parece que no aplica aquelllo de “en casa del herrero, cuchillo de palo”. O quizá sí, porque nos explica que la obra está siendo lenta por tener poco tiempo para dedicarlo a trabajar en ella. Aunque poco a poco va cogiendo color, o mejor, calor.

Ya ha aislado acústica y térmicamente toda la casa. Techos paredes y suelos y nos cuenta que el resultado es increíble: “aún no está acabado, pero ahora en pleno invierno sin calefacción da gusto trabajar en ella”

Su confianza en los materiales naturales y en la bioconstrucción se nota en las elecciones: lana de oveja natural (sí, como un jersey de lana), madera certificada, corcho natural, barnices naturales… Un oasis de bioconstrucción en el centro de Tudela. ¡Pasen y vean!


La entrevista:

¿ Cuál fue tu puerta de entrada al universo de la sostenibilidad?

En mi anterior empresa, Roblearte, colaboramos con una empresa alemana que introdujo el corcho en una obra y pudimos comprobar que era un producto de mucha calidad y precio asequible, además de muy agradable para trabajar. A partir de ahí empezamos a investigar y experimentar con otros materiales naturales y hasta ahora… En el piso, acostumbrado a vivir en una casa aislada, me daba miedo tener que lidiar con el ruido entre vecinos, esta fue una de las cosas por las que decidí que tenía que aislar acústicamente la vivienda. Y sobre todo térmicamente, ya que en Tudela hace mucho frio en invierno y mucho calor en verano.


¿Qué hace tu vivienda más sostenible?

Hay varios aspectos. Por un lado los materiales que estamos usando son materiales de rápida renovación y naturales, tanto la madera como los aislamientos. Éstos últimos aportan por sí mismos un menor gasto energético en la climatización de la vivienda y, además, estamos experimentando otras formas de calefactar diferentes al resto de vecinos, confiando mucho en el aislamiento y no instalando calefacción, sólo aire acondicionado para los momentos con picos de temperatura porque climatiza más rápidamente. Creo que esta idea de experimentción también lleva a la sostenibilidad, porque nos hace más conscientes de la problemática del gasto energético en la vivienda. Y en sí mismo, cómo estamos constuyendo el piso es todo un experimento, no creo que haya muchas reformas de pisos en las que se haga autoconstrucción.


Explícanos la técnica constructiva o la instalación

Hemos derribado todos los tabiques e, incluso, los pavimentos, y aplomado los tabiques. Sobre ellos hemos construido un rastrelado de madera de 4×3 cm y aplicado las mantas de lana natural que se comprimirá a 3 cm, porque el problema del aislamiento es que quita espacio al piso y queremos que sea el mínimo posible. Elegí la lana de oveja natural por sus cualidades térmicas, acústicas y su cualidad higroscópica reguladora de humedad. ¿Quien no ha tenido un jersey de lana y ha disfrutado de su confort? pues una casa es igual. Para algunos recovecos hemos utilizado corcho natural. Los tabiques los haremos de Pladur. En los pilares de hormigón, consciente del puente térmico, coloqué fieltro de lana de 1 cm de espesor para no recrecerlos demasiado.


El suelo también lo haré con rastreles y corcho natural granulado entre ellos, así evitaremos los ruidos, y el acabado de tarima de roble, que es muy elegante y en el norte le tenemos mucho aprecio. Y finalmente aplicaremos barnices y pinturas transpirables, que son los que utilizo normalmente en la empresa porque son menos tóxicos para los trabajadores.


¿Cuál es tu elemento o rincón favorito?

No sabría decir aún. Conforme va avanzando la obra y voy trabajando en un sitio le voy cogiendo gustito así que, al final, ¡toda la casa!

El mayor desafío

Desescombrar todos los restos del derribo fue muy pesado y también subir las placas de Pladur por el ascensor, tuve que cortarlas. La lana, en cambio, es muy manejable porque viene en bobinas muy flexibles. Por otro lado, decidirnos por instalar aire acondicionado fue muy difícil, le dimos muchas vueltas y al final hemos apostado por ello, a ver qué tal. También quería que todos los materiales fueran transpirables así que lijé toda la pintura plástica y fue mucho trabajo.


¿Qué opina tu entorno cercano?

Tengo mucho debate con los vecinos por el tema del aire acondicionado, me dicen que si el aislante no funciona bien pagaré mucha luz, pero hemos preferido arriesgarnos porque si conseguimos no usarlo casi será más económico que tener la calefacción todo el día. Quién sabe si al final ellos acabarán copiando mi propuesta… También me decían que no valía la pensa quitar el pavimento, pero yo, será por deformación profesional, soy muy tiquismiquis con los rebordes, no me gustan nada! Y como quería instalar aislante y madera en el suelo preferí hacer ese trabajo y luego tener todo al mismo nivel.


Un consejo para otros que quieran hacerse este tipo de construcción.

Que no lo duden, a veces un piensa que es el único que está pensando en esto y se cree un bicho raro, pero hay mucha más gente de la que imaginas trabajando en esto, seguro que hay alguien cerca para apoyarles y aconsejarles. Su salud lo agradecerá y la de los instaladores, porque la lana de roca, por ejemplo, pica mucho. A veces la gente se echa atrás porque cree que será más caro pero en una casa normal la diferencia apenas se nota.


Listado de materiales y empresas que recomendarías a otras personas

Livos, es la casa de pinturas y barnices que suelo usar. Algunos productos son más caros pero yo los uso hace tiempo y la reacción al sol y a la lluvia es muy buena. En 5 años ves que aguantan perfectamente y a los 10 envejece pero no se descascarilla.
La lana de oveja la compré en BioKlimaNature y, ya digo, es muy cómoda de aplicar y aisla mucho.

Ver mas: http://www.mimbrea.com/ecocasas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada