jueves, 24 de febrero de 2011

Proyecto: CASA DE PAJA en Azuébar

Todo comenzó el día en que vimos en T.V una casa de paja.  Como ecologistas y técnicas de construcción, nos parecía la mejor manera de compaginar estos dos aspectos: ARQUITECTURA y ECOLOGÍA.
Nos sumergimos en la búsqueda de información y dimos con la RCP (Red de Construcción con Paja), colgamos un anuncio como voluntarias y empezó nuestra andadura.

Tras meses de formación, investigación y coincidiendo con unos talleres,  que tuvieron lugar en Altea, llegó nuestro primer proyecto de construcción con balas de paja, al fin algo real a lo que enfrentarse.
El reto no era únicamente construir con este material  sino además que la casa tuviera la menor huella ecológica posible.
El proyecto consistió en una vivienda unifamiliar aislada de unos 45m² construidos en un pueblecito de Castellón.
Las directrices que seguimos fueron las siguientes:
-Cimentación de hormigón ciclópeo de cal.
-Sobre cimiento de piedra seca.
-Solera de cal.
-Estructura de pórticos de madera.
-Cerramientos de balas de paja, excepto la fachada sur (tapial para aumentar la inercia térmica).
-Cubierta vegetal extensiva.
-Abastecimiento de electricidad generado por placas fotovoltaicas.
-Energía solar térmica para A.C.S.
-Estufa de biomasa.
-Recogida de aguas pluviales en cubierta para abastecimiento.
-Tratamiento de aguas grises mediante humedales.
-Wáter seco.
El hecho de no utilizar las balas de paja como estructura portante de la casa facilitó el trabajo, al no tener que contemplar el apartado estructural del C.T.E (DB-SE), el cumplimiento de exigencias básicas se redujo a las siguientes: DB-HE, DB-HR Y DB-HS.
De toda la fase de investigación, formación y documentación anterior al proyecto extrajimos los parámetros necesarios para poder justificar todos estos aspectos normativos.
Una vez acabado el proyecto, llegó nuestra segunda prueba, el Visado del mismo, que tras varios días de tensa espera, obtuvimos sin problemas.
Ha sido un trabajo que ha supuesto mucho esfuerzo, largas horas de lectura y debate, al mismo tiempo ha sido muy enriquecedor a nivel personal y profesional.
La construcción con balas de paja ha representado solo el principio de lo que supone para nosotras un cambio de conciencia en todos los sentidos y un desarrollo holístico más allá de nuestra profesión.



Estivaliz Garín y Marianne Hurtado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada